sábado, 3 de septiembre de 2016

Crítica “Star Trek Beyond”



Bien, aquí estamos de nuevo con una nueva reseña de otra película, esta vez mis queridos Gremlins voy a hablaros de Star Trek Beyond, así que espero que os guste y si no que no me crucifiquéis muy duramente por los comentarios, pues empezamos:

Como siempre aprovechando los miércoles a cuatro euros.



Crítica “Star Trek Beyond”:


La verdad es que para hacer honor a la verdad no he sido una fan consumada de la serie antigua, aunque sí que he visto las películas antiguas en su mayoría así que creo que podré defenderme en la medida de lo posible antes de actuar de “Bocachancla”, las nuevas de Star Trek que abrían una nueva línea temporal las he estado siguiendo primero con un poco de miedo y terror porque todos sabemos que hoy en días los remakes generan dos emociones intensas: O te traumatizan de por vida y lo único que te quede es amenazar al director para que se suicide o deje en paz la saga o las dos cosas; o te parecen razonablemente aceptables.

J. J. Abrams fue el que se metió en este perenigraje y me sentí bastante segura con él después de ver anteriores trabajos suyos, no como me pasó cuándo James Wong hizo el Live Action americano de Dragon Ball también conocido como “Cagada Ball” o como cuando supe que el guionista de los 4 Fantásticos, alias “Los 4 miserables” que lo único que daban ganas era de exigir dinero por mirarla, con J. J. Abrams se nota una magnífica dirección de principio a fin y por lo que tengo sabido él fue un gran fan de Star Trek, no como el de Las cazafantasmas que...bueno, no voy a meter la mano en ese avispero.

En principio no hay aún reseña de la primera de Star Trek (2009) y Star Trek: Into the Darkness (2013), como hemos dicho esta sección dedicada a las películas la hemos abierto hasta hace muy poco y pillamos sagas a medias o finalizadas y poquitas por empezar, pero bueno, trataré de hacerlo lo mejor posible.

Ya aviso que esta entrega no está dirigida por J.J Abrams, si no por Justin Lin, director de la saga de películas “Fast and Furious” con las que suelo pensar “¿cuánto más queda para que se les acabe la gasolina y se tranquilicen un poquito?”, si, como podréis notar no soy muy de esas películas, en parte porque creo que es el tipo de saga que debió quedar como “menos es más” porque ya tantas se siente repetitivas, sentía como si estuviera viendo “Pesadilla en Elm Street 15: El ataque al asilo” porque vamos, los años no pasan en balde, así que ya os podréis imaginar lo aterrorizada y recelosa que estaba sabiendo que Justin Lin era el que se encargaba de esta película ya que hasta donde sé esta es la última película del nuevo remake, aunque espero que no sea así, pero ya sabéis que una mala película en la saga puede arruinarte y también arruinar posibles continuaciones.




Para empezar esta película nos sitúa justo al final de Star Trek: Into the Darkness, dónde la tripulación del Enterprise ha comenzado su misión de cinco años de exploración del espacio, Chris Pine interpreta, al igual que en las dos entregas anteriores, a James T. Kirk, el carismático capitán, no ha perdido nada del carisma y la chispa inicial que tenía en las otras dos entregas, sin embargo aparentemente Kirk se vé un tanto consumido después de tanto tiempo en el espacio, por el diario de bitácora Kirk habla que llevan ya 966 días en el espacio, es decir, que llevan dos años y un poco más en el espacio, aún así creo que es tiempo más que suficiente en un lugar dónde no sabes ni cuando es de día ni cuando de noche, la opinión de Kirk no difiere mucho de la mía ya que en las anteriores entregas estaba más lleno de energía y pericia, sin embargo aquí alega que permanecer tanto tiempo en el espacio si bien a aumentado la confianza entre los miembros de la tripulación —recordemos que son hombres y mujeres que se ven un día tras otro sin apenas más contacto con ninguna otra especie— también ha comenzado a ser un tedio rutinario constante ya que Kirk se siente agotado de tantas misiones diplomáticas, en especial con extraterrestres cabezotas que tienen sus propias ideas y dan la vuelta a lo que él trata de decirles con la más grande de las paciencias, a menudo se ve a Kirk sentirse como que ha tratado de imitar a su padre y que a estas alturas, donde ya tiene más edad de la que tuvo su padre antes de morir, ya no sabe muy bien como ser él mismo, la verdad es que aunque en ese primer instante eché un poco de menos a su lado ingenioso y sarcástico, me gusta como reflejó el cansancio ya que creo que el estrés por rutina es uno de los males de nuestro tiempo.

Incluso en un lugar dónde cualquier cosa puede pasar como el espacio, en el que yo estaría cagada porque el más mínimo fallo puede matarnos a todos, puede terminar resultar un aburrimiento de tanto levantarte y hacer todos los días lo mismo. Está bien ver que hasta Kirk puede terminar cansándose de algo que le gustaba hacer, se le vé más maduro y centrado.




Zachary Quinto que da vida a Spock no defrauda en la interpretación del que sea, tal vez el personaje más icónico de Star Trek. Aquí lo noté un poquito más distinto que en las otras, no solo en su interacción con su novia Uhura que es más cercana, sino que apenas hay contacto con Kirk, siempre me acordaré de lo que será la mítica escena de Spock gritando “KHAN” al grito de dolor por la “muerte” de Kirk que después se soluciona, la tirantez y química de los dos se palpa desde la película de 2009 hasta la versión de 2013, aquí apenas hubo contacto entre los dos a pesar de que las pocas escenas siguen muy cargadas, no he podido evitar pensar que aquí se forzó más la interacción entre Uhura y Spock y se olvidó de la interacción KirkSpock que estaba haciendo tan interesante esta nueva saga, me comí bastante el coco pensando que Justin Lin ha dado prioridad a lo comercial que él conocía: El chico, la chica y los coches. En este caso naves especiales, pero ese rollo de Spock de “tengo que ir porque allí está Uhura” en plan novio preocupado a tope por su chica como que no le pegaba nada si tenía en cuenta su forma de actuar en las otras películas, no sé, en Into the Darkness fue más intenso el simple roce que hacen ella y Spock con un rozamiento de sus narices que esta actitud que no pinta nada en alguien como él.

También he visto que el doctor McCoy ha ganado mucho más protagonismo en esta película que en las otras y lo cierto es que aporta los mayores momentos divertidos , sobretodo mientras debe salvar y permanecer con un herido Spock. Me gusta que se haya profundizado un poco más en él ya que su profundo disgusto por el espacio y sus ironías aportan más dinamismo a la historia. Frases como “¡Santo Dios, tiene delirios!” dedicada a Spock cuándo esté, lo crean o no, se ríe. Me ha arrancado más de un carcajada ya que la forma tan distinta en que los dos actúan siempre arranca una sonrisa, pero aún así eché de menos más KirkSpock.




Y hubiera querido que se hubiera profundizado más en los otros personajes, como por ejemplo en Sulu con su esposo y su hija ya que creo que la tripulación debe echar en falta a sus familias y el tiempo entre ellos juntos ha sido más bien escaso, eso me ha dado bastante pena porque se nota que querían entrar en materia enseguida ahora que ya habían narrado lo cansados que estaban de su día a día y tal y cual, por supuesto uno de los actores que echaremos en falta en las siguientes será a Pavel Chejov cuyo actor, Anton Yelchin, falleció este verano y al que sin duda echaremos mucho de menos (Condolencias a la familia) y a Leonard Nimoy también fallecido al que se hace un emotivo homenaje en la película y un guiño muy bien bonito a los actores de la primera serie, recordemos que Anton Yelchin falleció bastante después del rodaje por lo que está era su última película por lo que recomiendo verla y recordar con una sonrisa el gran papel que el actor realizó, por la otra parte me gustó ver a Spock afectado por la muerte su yo de otro línea temporal, creo que Leonard Nimoy no se merecía más después de su larga carrera, gran actor y mejor persona.

Los personajes más relevantes a lo largo de la película han sido Kirk, Spock, Scotty (gracioso a la par que arranca una sonrisa), Uhura, Chejov y Bones ya que han sido quienes han llevado la mayor parte del ritmo en la película mientras que los otros eran mas bien extras, me pregunto si fue un guiño a la dinámica de la antigua serie lo acontecido de uno de los miembros de la tripulación a la que se dice que es una alférez y cuya cabeza se abre de forma similar a un atrapa-caras de Alien, ya sabéis, eso que hacían en la antigua serie: Encuentran planeta, van a explorar y van dos de los principales y un extra que no tiene nombre hasta ese momento...” y ahí me callo aunque los que hayáis visto la serie antigua sabéis de lo que hablo.

También me he preguntado: “¿Qué ha pasado con Carol Marcus?”, no se ha asomado para nada y en Star Trek: Into the Darkness no solo tuvo un papel bastante activo si no que pasaba a ser miembro de la tripulación del Enterprise, sin embargo aquí no estuvo para nada como si no hubiera sucedido y la verdad es que fue uno de los detalles que le quitó encanto a la película.

El villano, Krall, pierde bastante a pesar de la interpretación de Idris Elba fue genial la considero muy desaprovechada sobretodo si la comparo a su papel en Pacific Rim, que yo lo siento, pero la película es un intento de imitar la mítica serie “Evangelion” los monstruos son los ángeles y los Jaegers los Evas, pero bueno no voy a meter más veneno, como dije Idris Elba queda muy desaprovechado en esta película.





Bajo extensas capas de maquillaje protésico y muy difícil de entender a lo largo de la película fue como...buff, no es solo la diferencia abismal entre Bennedict Cumberbatch como Khan quién había brillado con luz propia en Into the Darkness, en cambio las motivaciones de Krall y ese exceso de maquillaje no estaban a la altura si lo comparamos con Khan y con Nero, la verdad creo que merecía bastante más como villano principal.

Aunque siendo sincera pensé que en esta película los enemigos serían los Klingon teniendo en cuenta que los habían atacado en la anterior entrega, esperando que esta no sea la última y por lo menos haya cuatro o cinco películas más, me gustaría que J. J. Abrams retome la dirección y deje un espacio para el conflicto Klingon.

Donde más se notó la dirección del nuevo director destacó más que nada por los efectos especiales y la escena de la moto, no estan mal pero uff, se nota demasiado lo de Fust and Furious aunque muy bien traido el guiño a la primera película con la canción.

Así que por darle una nota le daría un 7,5. Una película tan buena como las otras dos pero echándose de menos la dirección de Abrams.






1 comentario:

  1. Buenas noches

    La vi el mismo día que tú. A mí me gustó. Sólo no me gustó la chorrada del final, la manera de derrotar a la flota enemiga...

    No has citado a la chica que se encuentra Scotty en el planeta. Me pareció un personaje interesante, aunque fuera secundario.

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...