miércoles, 9 de marzo de 2016

Reseña de Igual te echo de menos que de más de Olga Salar



Con mucho retraso, hoy me he decidido subir la reseña de una novela que me encantó, mi primer encuentro con una autora de la que sin duda voy a leer sus otras novelas, porque me gustó muchísimo como escribe, como consigue sorprendernos, hacernos reír, suspirar..., vamos que me encantó. 

Como siempre subiré la ficha de la novela, el link de compra en Amazon de su edición digital y en papel, y a continuación mi opinión de una novela que desde ya, os recomiendo.


Tapa blanda: 240 páginas
Editor: Cristal; Edición: 1 (25 de enero de 2016)
Colección: Romántica
Idioma: Español
ISBN-10: 8415611307
ISBN-13: 978-8415611301

EUR 3,79 el ebook

EUR 15,11 

Sinopsis:

Cuando Olimpia se da de bruces con su pasado, presiente que sus problemas no han hecho más que empezar. Allí estaba él, mirándola fijamente con sus ojos negros, sin previo aviso y más atractivo todavía de lo que recordaba. Y Olimpia que creía que lo había superado... Como ella es una optometrista de lo más profesional, está dispuesta a probarse todas y cada una de las lentes correctoras que ha ido acumulando a lo largo de los años: las de los “sueños rotos”, las de la “venganza”, las de la “solitaria estabilidad” y las de “la ilusión”. Pero no se decide a probar esas que llevan por marca Dale Otra Oportunidad. Menos mal que en esta montaña rusa que es la vida estará acompañada por sus estupendos jefes, Gerardo y Arturo, parientes de “su pasado”, su inseparable amiga Lola, quien sufre el ataque de las malditas hormonas, y su hermano Nico, un Dj enemigo de la pena que está deseando poner ritmo a la banda sonora de su futuro. En Igual te echo de menos que de más palparás lo vivo que permanece el pasado en ese lugar que llamamos “recuerdo”, y cómo somos capaces de distorsionar su reflejo con el transcurso de los daños y la colaboración imprescindible de un corazón recompuesto con celo de color rosa.









RESEÑA:


Tengo que confesar que Igual te echo de menos que de más, es mi primer contacto con la pluma de Olga Salar, y ha sido todo un descubrimiento -para muy bien- , pues me ha parecido una novela divertida, con una trama sencilla que consigue atrapar gracias a la chispa que transmiten los personajes, tanto principales como los secundarios. Lo mejor de la novela fueron los diálogos, directos, llenos de sarcasmo, con humor, capaces de hacerte reír, de suspirar, de enfadarte por lo que estaban diciendo, de poder sentir que son cercanos, y todo esto mientras somos testigos silenciosos -o no tan silenciosos porque envié a la mierd* varias veces a Martín mientras devoraba la novela, de una historia de segundas oportunidad y de perdón. 


La portada me parece preciosa, y es muy acorde a la historia, la sencillez y la alegría que transmiten la pareja es lo que nos vamos a encontrar -además de muchos momentos de tirantez, de pullas, de puñales verbales capaces de cortar el aire, de y tú más,...-, vamos que me llamó mucho la atención en cuanto la pusieron en futuras publicaciones.

La edición de la novela de nuevo está muy cuidada, se nota el mimo que le da la Editorial a cada una de sus publicaciones, pues todas las novelas que tengo de Cristal son preciosas y con pequeños detalles que los hacen únicos. En este caso, no nombre los capítulos al uso -Capítulo 1, Capítulo 2...-, sino que cada capítulo comienza con una frase que describe un poco lo que nos vamos a encontrar, así tendremos...

Una completa locura.

Duelo de titanes.

Camino sin retorno.


Y muchos más, pero vamos que no los voy a enumerar porque sería destriparos un poco lo que pasa en la novela, y no, no me gustan nada los spoilers. 

La historia está escrita en tercera persona, vamos que somos espectadores de todo lo que sucede, de lo que piensan y sienten cada personaje, y es algo que agradezco, no me suele gustar mucho que esté escrito en primera persona. 

Como ya comenté arriba, tiene una trama sencilla, amena, divertida, y muy directa. Olga sabe cómo tocar las teclas para que disfrutemos de una historia que pese a no tener un gran argumento consigue atraparnos y mantenernos pegados a sus páginas hasta que la terminemos. 

Los personajes tanto los principales como los secundarios están muy bien definidos, podemos ver sus inquietudes, sus problemas, algunas pinceladas de sus pasados, y cómo afrontan los problemas que le vienen día a día, pues el destino a veces es muy juguetón y se dedica hacer jugarretas a todos. 

La historia comienza con una nerviosa Olimpia que llega a su primer día de universidad, allí conocerá no solo a la que va a ser su mejor amiga, sino a un chico que le hará la vida imposible durante el curso, y que... acabará robándole el corazón y dañándola de tal manera que quedó marcada; Martin, un hombre que acabaremos odiando hasta que...

Diez años después y con un inesperado giro del destino, acabará apareciendo de nuevo en la vida de Olimpia y esta vez..., ella o lo acepta o tendrá que perder su sueño de ser la dueña de la óptica en la que lleva trabajando varios años. 

Olimpia ha sido una protagonista con la que fui capaz de identificarme -en algunos momentos, en otros... ¡qué terca que es!-, que quedó marcada por un suceso del pasado -esto me pareció un poco fuerte porque vamos, ha pasado diez años, pero es que cuando te rompen el corazón marca y tardas tiempo en curar-, que ha luchado por trabajar en una óptica a las órdenes de dos peculiares dueños que casi son como su familia: Gerardo y su pareja Arturo. 

La pobre cuando ya cree que tiene todo solucionado y un futuro brillante, llega el destino y le da una patada en el culo porque le pone delante al hombre que nunca esperó volver a ver: a Martin, al novio que le rompió el corazón y la dejó hundida. 

Reaccionará como ya os podéis imaginar: mal, pero..., no le queda otra que aguantar. 


"-¿Te molesta si pongo música?
-No -respondió. La música era mejor que el silencio , y tal vez ayudaría a que dejara de obsesionarse con el aroma a colonia masculina que invadía el vehículo.
-¿Tienes intención de responderme siempre con monosílabos? -inquirió al tiempo que pulsaba el botón para que el reproductor funcionara. Mute, de Youth Lagoon, invadió el interior del vehículo.
-No.
-Pues para no tener intención, es eso exactamente lo que haces -criticó mientras salían del aparcamiento."


Los momentos entre Martin y Olimpia o como le gusta que la llamen: Pía, son muy buenos, los puñales vuelan y no dejan pasar ni un segundo para echar el pasado a la cara con pullitas, pero también son recelosos, porque no quieren sentir lo que sintieron, sufrir lo que sufrieron y...

¿Dónde hubo fuego, quedan cenizas? ¿Dónde hay cenizas..., se puede avivar el fuego?

Tal vez, o tal vez no. Eso lo tendréis que descubrir leyendo esta novela. 

Martin es un personaje masculino que al principio nos parece odioso, que acabamos odiando, que bueno... vamos perdonando poco a poco, nos va a desesperar, nos va a sorprender, nos va a encantar. 

No es el mismo chico universitario que conocía Olimpia, ahora es un hombre que tiene las cosas claras y que afrontará lo que le venga, aunque sea una pelirroja explosiva que aún consigue acelerarle el corazón y poner todo su mundo patas arriba. 

Los secundarios son variados, desde la mejor amiga de Olimpia, Lola, de la que veremos un poco su vida, el hermano de Olimpia; Nico, y sus enredos amorosos;  Gerardo y Arturo, etc... 

Todos ellos tienen su peso en la historia, consiguen que nos interesemos por ellos, por ver un poquito más de lo que les pasa, de saber más, son interludios en medio de la trama principal: el tira y afloja de Olimpia y Martin y su obsesión en no volver a caer en el amor o en la cama del otro. 

La novela la leí de un tirón en una noche, fue una lectura divertida, bien es cierto que la trama es muy sencilla y predecible, pero la disfruté muchísimo porque quería leer una historia para desconectar, para poder reírme, suspirar y desquiciarme con la terquedad de los protagonistas. 

Si te gusta la comedia romántica, es tu novela.

Si buscas una novela sencilla, amena y divertida, es tu novela.

Si te encanta como escribe Olga Salar, es tu novela.

Vamos que la recomiendo, me lo pasé pipa leyéndola, disfruté con los problemas que se buscan solos los personajes, los giros de la historia, como avanzan hacia delante y dos pasitos hacia atrás, o como no dejan de negar la evidencia o son los últimos en saber la verdad.

Por cierto la historia de Nico y Natalia me encantó, me pareció super tierna y muy realista, algo que puede suceder en cualquier lado. Cuando ellos salían era como un punto y aparte dentro de la novela, pues desconectábamos de la historia de Olimpia y Martin y nos embarcábamos con la aventura de Nico y Natalia, conociendo de paso un poco el mundo de los locutores de radio. 

En resumen, Olga consiguió mantenerme interesada por una historia en la que veremos como todas las subtramas se cierran, como todos los personajes tienen su parte en la novela, y pese a que las últimas páginas me resultaron un poco precipitadas, no quería que acabara la historia. Una novela de segundas oportunidad, de superación y de humor salpicado con muchísimo amor.






6 comentarios:

  1. Es un libro que quiero leer por lo buenos comentarios que tiene.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yennely! Muchas gracias por pasarte y comentar. Esta novela te la recomiendo, es muy divertida. Besos

      Eliminar
  2. No pienso leer esta reseña. jajajajaja Me encanta leerte, perooo por esta vez voy a pasar ya que el libro está entre mis proximas lecturas y no quiero estar esperando nada.. quiero que me sorprenda
    Un saludo, cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, quedamos a la espera de leer tu opinión de esta novela, ya nos avisarás. Besos

      Eliminar
  3. Hola!!
    Me encanta esta autora, y el libro pinta bastante bien me lo apunto.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, chulísima! Gracias por pasarte y comentar, esta novela te la recomendamos, es muy divertida y se lee en un suspiro. Besos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...